Vaciar una vivienda no siempre significa mudarse de casa

636 46 39 15
Vaciar una vivienda no siempre significa mudarse de casa

En alguna ocasión, podemos necesitar un servicio de vaciado de pisos en Ávila, pero ello no siempre implica tener que mudarnos de vivienda.

Al cambiar de ciudad o de trabajo, cuando hay una necesidad de espacio o si lo que deseamos es hacer limpieza total pero no queremos hacer mudanzas, dejar despejada la superficie de nuestro hogar o negocio es una labor que requiere organización.

La experiencia de vaciado de pisos en Ávila aconseja que dividir el contenido es la fase inicial del trabajo. Saber lo que ya no vamos a utilizar y tirarlo o, en caso contrario, llevar a cabo un pequeño inventario para poder optimizar el resultado. Posiblemente, vender aquellas cosas que no vamos a utilizar más nos permitirá obtener un beneficio.

Electrodomésticos y muebles son lo más visible. Para los aparatos que requieren enchufe, hay que conocer los años de servicio y utilización, las prestaciones que todavía mantienen y su vida útil. En cuanto a los muebles, las medidas, el estado de conservación y sobre todo si van o no a tener utilidad es lo que tenemos que valorar.

Hay que dejar vacía la vivienda y es ahora cuando nos percatamos de la magnitud de cosas que a lo largo del tiempo vamos acumulando. Cuanto más grande es la casa, más cosas hemos almacenado.

Si tenemos claro lo que queremos, el trabajo será más cómodo. Se resume en tres grupos: tirar lo inservible, guardar lo sentimental y organizar objetos para venderlos.

No valores los muebles por los recuerdos que te generen porque suelen tener un valor infinitamente inferior y el coste que supone el transporte, el almacenaje y el desmontaje y montaje posterior no suele compensar. En cambio, no restes valor a objetos pequeños que pensábamos sin valor, ya que a veces el interés de algunos coleccionistas nos suele sorprender.

En Mudanzas Ávila somos profesionales. Llámanos.

haz clic para copiar mailmail copiado